7 oct. 2009

Hola, mundo: cada uno tiene sus motivos

Hola, mundo.
Siempre he querido tener un blog. Pero tengo un problema, se llama falta de constancia. No es que empiece a escribir entradas y lo deje. En absoluto. Sencillamente, no consigo reunir fuerzas para terminar una.

Entonces, ¿Qué me motiva hoy para vencer a la desidia y añadir sinsentidos a la red? Es muy simple: el enfado.

Todo empezó cuando leí esto en Microsiervos. Movida por la ira, llegué a La aldea irreductible, y tanteé el panorama.

¿Reducción del prespuesto en investigación y desarrollo?¡Horror! ¡Dolor! ¡Desgracia! ¿Acaso sufrir la LOGSE no ha sido suficiente castigo? ¡He de ver truncados todos mis sueños y esperanzas! (nota: en este blog, salvo que se indique lo contrario, el texto en cursiva expresa "pensamiento". Vale. Reconozco que pienso de una manera muy dramática).

Probablemente no sirva de nada, pero me da igual. Al menos me quedaré más tranquila.



La ciencia española no necesita tijeras. No hace falta hacer complicados análisis sociales, ni económicos, para encontrar un motivo. El porqué es mucho más visceral: un recorte de presupuesto es, sencillamente, una falta de respeto hacia el esfuerzo de los investigadores.

Como decía Goethe, no hay nada más terrible que ver la ignorancia en acción.

4 comentarios:

  1. Me parece una buena razón para empezar un blog. Y por la poca constancia... bueno, yo duré unas 70 entradas en seis meses cuando tuve el mío y se me quitaron las ganas de tener más, pero me vino bien. Luego están los que se hacen cinco años como ponsasinorum.com y es que no se sabe donde va a acabar uno al abrir un blog.

    Por ahora, yo te leo (si puedes ¿podrías facilitar un poco el poner comentarios?).

    ResponderEliminar
  2. Hmmm... sugiere cosas, veré si blogger lo permite xD

    ResponderEliminar
  3. Vale, sí. Quitar la palabra de verificación y esas cosas xD

    ResponderEliminar
  4. Eso jajaja ahora ya estoy contenta y no me quejo más =)

    ResponderEliminar