7 ene. 2010

¿Miedo al dentista?

A lo largo de los años he constatado con sorpresa que hay gente que tiene auténtico miedo cuando va al dentista. Admito que cada vez que voy a revisión me siento aliviada cuando me dicen que no tengo que volver hasta el año que viene: estar varias horas en posición de Trendelemburg viendo (y oyendo) como me meten una gran variedad de taladros, aspiradores, lijas, espejos y pistolas de aire a presión en la boca no me resulta especialmente agradable. Pero de ahí a tener miedo...

Este post va para ellos.

El enfisema subcutáneo es una complicación poco habitual en la práctica odontológica. La RAE dice que la palabra enfisema procede del latín emphysēma, y éste del greigo ἐμφύσημα, que significa hinchazón, producida por aire. Y subcutáneo es eso: debajo de la piel.


Ahora bien, ¿cómo puede meterse aire debajo de la piel y qué tiene que ver eso con ir al dentista? Pues que si comete un error con la pistolita esa de aire a presión y se encuentra (o provoca) una herida, el aire puede acabar ahí. Debajo de la piel. Y su pobre víctima se convierte en el muñeco de Netol.

Aw, otro que podrían poner en la web de la presidencia europea.


Al principio puede preocupar bastante (al fin y al cabo se queda un lado de la cara como la de Jabba el Hutt), pero desaparace por difusión al cabo de unos días. Y las complicaciones (pérdida parcial de audición, neumotórax, infección -por eso se da profilaxis antibiótica-), si graves, son raras.


Es muy fácil de reconocer (aparte de porque se suele estar consciente cuando entra el aire) porque cuando se toca la zona hinchada suena exactamente igual que pisar nieve (crg, crg).


En fin, para que no cunda el pánico, un regalito.

12 comentarios:

  1. Seguro que has dejado tranquilisimo a más de uno XD.

    Qué cosas lo del efisema. No lo sabía...

    ResponderEliminar
  2. Mira, no sabía yo que el dentista podía hacer un enfisema subcutáneo... ni que realmente sonaba como nieve. Y me ha encantado la entrada: breve, gráfica, clarita... Mola :)

    Ahora, si me dejas hacer un poco de publicidad/proselitismo... Creo que el miedo al dentista tiene mucho que ver con el miedo al dolor. Me parece que la gente no sólo asocia el dentista con una postura incómoda, sino también con el dolor pre, peri y postoperatorio: te duele la muela perforada por la caries, te duele cuando la limpian con el torno, te sigue doliendo cuando te han hecho la intervención.
    Por eso, una buena parte de ese miedo desaparecería con una anestesia/analgesia eficaz (precoz y suficiente) y con una correcta información al paciente: saber qué te están haciendo, qué te van a hacer, y que el odontólogo no tenga miedo a pinchar la mepi. IMHO, vamos, pero esa es mi experiencia.

    ResponderEliminar
  3. Yo no llego a miedo al dentista pero si que no me hace ni pizca de gracia. O bueno, ahora que he cambiado a una mujer que me deja con los cascos puestos (la música bien alta para no oír nada) mientras ella está a lo suyo (luego hablando con ella llegamos a la conclusión de que la profesión de la otra nos daba mucho asquete xD a mi mirar bocas humanas, y a ella toquitear bichos resbaladizos) aguanto mucho mejor. Ahora sólo tengo pánico al precio.

    De todas formas, lo que le preocupa a mi dentista no es hacerme un efisema, si no pasarse con la lidocaína (a ella y a mi xD que parezco drogadicta).

    Lo del efisema y el sonidito... ¿puede parecerse al que hace un órgano en descomposición? Es que la sensación esa de aplastar un órgano lleno de burbujitas y su ruidito me encantó.

    ResponderEliminar
  4. Ernie: espero que no me odien... :'(

    EC-JPR: ah, tiene bastante lógica. Es que a mí nunca me ha dolido, ni siquiera cuando me sacaron las muelas del juicio. Aunque, ahora que lo pienso, sí que me asusté cuando le pregunté a la maxilofacial qué me habían anestesiado y le dio un ataque de risa con mi "Feguro que ef una frama del trifémino. ¡Todo fon framas del trifémino!". Qué mala es la neuroanatomía xD

    Bea: pues nunca he tenido el ¿placer? de pisar un órgano en descomposición, pero teóricamente tendría que ser parecido xD La lidocaína... déjame recordar... si te la chutas intravenosa te puedes morir, así que a menos que te guste estar anestesiada de forma local no creo que te conviertas en una yonki :)

    ResponderEliminar
  5. Desde que ví aquel capítulo de House en el que el conductor del autobús casi se muere por una embolia gaseosa provocada por el dentista, aún les tengo más miedo que antes.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  6. Hola!

    Yo estudio odontología, estoy terminando.
    No usamos mepivacaina, usamos articaina normalmente en carpules de 0,5mg de epinefrina o 1mg dependiendo del paciente.
    El tema es ademas de la postura, el miedo al dolor, una paciente a mi no me dejaba ni anestesiarla para quitarle unos restos radiculares que había que extraer. Esta paciente estaba llena de "piercings" y tenia un tatuaje que le cubría toda la espalda, pero le temía a nuestra aguja de anestésico O_O tanto que se puso a llorar para que no la anestesiara... y yo diciéndole, pero sin anestesia no puedo quitarte eso uff que mal día pasé..
    Yo siempre he dicho que si cualquier persona viera cualquier otra operación con anestesia locoregional cambiaría de idea en cuanto a nosotros xD. El tema es que ven pasar por delante de sus ojos el instrumental, o lo escuchan y están perfectamente conscientes de ello. Por otro lado a mi lo que me han enseñado en case es que inducir una sedacion o una anestesia sin una buena razón (pacientes especiales, o pacientes con problemas motores, etc) no esta indicado en nuestra especialidad.

    Bueno no sigo mas que te he dejado un buen tocho jeje.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Nebulina: perdona, no había visto tu comentario. Definitivamente, tengo que empezar a ver House. Estuve haciendo Medicina basada en pruebas con esto, y también encontré casos así. Vaya miedo. Pero de todas formas, es bastante raro, ya que el aire difunde lentamente.

    Verobe: Ah, tranquila, me encantan los tochos.

    Y te doy toda la razón. Por el blog he puesto la historia de un implante mamario con anestesia paravertebral, y es cien mil veces peor que lo que hacéis vosotros. De todas formas, y aunque la sedación no esté recomendada... ¿qué tal una venda para los ojos? xDD Aunque, pensándolo bien, igual se ponían más nerviosos...

    ResponderEliminar
  8. Piensa que vas al dentista, te sientas y te dicen mira te vamos a poner este antifaz en los ojos para que te relajas, y definitivamente NO te relajas xDD
    Lo que se hace en pacientes muy ansiosos es recomendarles alguna medicación tipo sedante como benzodiacepinas, para que vengan mas tranquilos :)
    He leido lo del implante y de como previamente se dilata el espacio y tal, debe ser la leche que te lo hagan con anestesia local y oirlo todo, por que verlo no se puede, por que ponen una cortinilla verde delante no?
    Eres muy rápida contestando, me gusta!

    ResponderEliminar
  9. Ah, no, no. El paciente no se entera de nada. Lo que le hacen es bloqueo de esos plexos nerviosos y lo duermen como a un bendito. Es bastante curioso oir ronquidos en el quirófano xD

    Y suelo responder rápido para compensar la baja frecuencia de posts :P

    ResponderEliminar
  10. Ahh no había oído hablar de eso, osease bloquean la zona nerviosa de la operación y al paciente le ponen una sedación profunda no?

    Al final me estoy animando a los blogs sanitarios, el tuyo y "per ardua ad astra" me gustan mucho, a ver si me animo y hago yo uno de dentistas xDDD aunque igual no es tan chulo jeje

    ResponderEliminar
  11. Exactamente. Bloqueo nervioso+sedación.

    Y, como comprobarás, mi blog es un bebé comparado con Per ardua ad astra, pero por algo se empieza. Creo que voy a darte la vara por el tuyo, a ver si te ayudo a cumplir tu propósito 2010 xD

    ResponderEliminar
  12. Buenooo! A ver si me animo, pero no prometo nada que yo de pc's si manejo pero de diseño web nada de nada xD

    ResponderEliminar