5 dic. 2009

Vino Mariani

Si pregunto qué es el calimocho, supongo que todo el mundo sabrá la respuesta: vino tinto y Coca-Cola. Pero, ¿y el Vino Mariani? No suena tan familiar, ¿verdad? Pues es más o menos calimocho, con una pequeña salvedad: en vez de Coca-Cola, lleva cocaína. 






Este brebaje tan curioso apareció en Francia en los 60 (1860s), y se popularizó entre las altas esferas: tanto la reina Victoria de Inglaterra como los Papas León XIII y Pío X eran consumidores du Vin Tonique Mariani à la Coca du Pérou. 


¿Qué pasa si mezclamos alcohol y cocaína?


Know your enemy:
Alcohol
El etanol deprime la transmisión nerviosa del sistema nervioso central. Actúa sobre receptores GABAA (de ahí la acción sinérgica con benzodiacepinas y barbitúricos) y NMDA (sobre los que tiene un efecto inhibidor).

Al principio actúa solamente sobre sistemas inhibidores de la formación reticular que controlan la actividad asociativa de la corteza cerebral (vamos, que desinhibe). Puede provocar:


Pero, como todo el mundo sabe, después de esto se generaliza la depresión central, y llega la fase de torpeza expresiva y motora, con pérdida de reflejos, sopor y sueño. Si nos pasamos y conseguimos concentraciones de etanol más elevadas, podemos entrar en coma, depresión respiratoria y muerte.



Flórez J, Farmacología Humana.



Cocaína
La cocaína inhibe la recaptación de catecolaminas y serotonina actuando directamente sobre el receptor. Produce euroforia y aumento de la energía, con una disminución de apetito y del cansancio. Mejora la realización de tareas simples y repetitivas.

A medida que la reacción eufórica desaparece, se experimenta una sensación de decaimiento, acompañada del deseo de volver a experimentar sus efectos. Incluso los que se me ha olvidado comentar:

  • Nerviosismo, agitación y temblor.
  • Fiebre e imsomnio.
  • Confusión, ideas delirantes, pánico y paranoia.
  • Taquicardia, hipertensión, vasoconstricción y sus consecuencias, constricción de esfínteres e hiperglucemia.
  • Fallo cardiaco y muerte (aunque no creo que se pueda volver a experimentar esto).

El resultado:

El cocaetileno aparece cuando tiene lugar una transesterificación de cocaína y etanol. Prolonga la euforia del alcohol y potencia sus efectos depresores. Además, empeora el rendimiento psicomotor y aumenta la toxicidad cardiaca. Un metabolito desgraciado.



Me da a mí que lo del preservativo va a ser otra de estas.



7 comentarios:

  1. Si es que lo que no te cuenten en los seminarios de Farma...

    Pero bueno, lo mejor de todo esto es el hecho de que el cocaetileno lo tienen (iba a decir tenemos, pero no, servidor aún no ha probado la mezcla) todos los que consumen a la vez alcohol y cannabis, no solo los que beben el desde-hace-un-siglo-prohibido-vino-Mariani-que-sin-embargo-le-gustaba-a-su-Santidad-y-que-es-el-origen-de-la-CocaCola-la-cual-también-tiene-hojas-de-coca.

    Sí, las tiene, mirad la Wikipedia.

    (PD: Kobosov = DeNantes, pero en blogger)

    ResponderEliminar
  2. Coca-Cola-la-cual-tenía-hojas-de-coca, espero xD

    (PD: no me puedo creer el origen de tu nick xD)

    ResponderEliminar
  3. JAJAJAJAJA No había visto ese vídeo de Sarkozy XD Hostiaaaa... qué pedo me lleva encima: ¡si casi se tiene que sujetar al atril! :D La entrada gana enteros si clicas en los enlaces (el de las decisiones va emponzoñado... :P).

    Y, ciñéndonos ya al tema (ejem, ejem, pongámonos serios), no sabía yo la existencia de este Vino Mariano, ni de sus aplicaciones para el tratamiento y prevención de la gripe (ver etiqueta). ¡Ni Tamiflu, ni leches! Un piquito y un cubatazo, y a seguir andando :P

    ResponderEliminar
  4. A mi sólo me habían hablado de cK (coca + keta) que fue precedida con la pregunta "¿Hay algún politoxicómano en la sala?" y la mujer sorprendida de que nadie le contestara (como la vez que pidió que levantara la mano la gente que le tenía miedo).

    Los vídeos son un puntazo, claramente. Y la curiosidad me la aprendo, que nunca viene mal.

    ResponderEliminar
  5. @Bea:
    ¿Sorprendida? ¿¡En una facultad universitaria!? Joder, pero de qué reformatorio venía de dar clase tu profesora...

    ResponderEliminar
  6. Ehhh, bueno, o de qué facultad. Aunque me parece que en Biología sólo fuman cannabis.

    Respecto a lo del miedo, ¡¿Qué?! ¿Por qué ibais a tenerle miedo? Ni que fuera un cirujano de mal humor.

    ResponderEliminar
  7. Estaba sorprendida porque nadie levantó la mano. Lo cual me parece normal. No vas a levantar la mano para contarle a un profesor que te metes rayas los fines de semana ¿no? Aunque creo que en mi facultad también son más de cannabis, pero vamos, que tampoco lo van a declarar a la profesora de farmacología.

    Y el miedo es porque es la típica que pregunta en clase, pero como es un poco rara, nunca sabes si la intervención se lo va a tomar a bien o te va a lanzar una tiza a la cabeza. A los tímidos los tiene acojonados. Así que si ya mi clase es poco comunicadora, bajo presión no habla ni Paco. Así que como para levantar la mano si te pregunta si le tienes miedo (luego preguntó que quién no le tenía miedo y no levantamos la mano ni la mitad... muy desacertada no estaba).

    ResponderEliminar